Tarta de Queso Philadelphia Sin Horno

tarta de queso philadelphia sin horno

La tarta de queso philadelphia sin horno o pastel de queso sin horno, es una variación del cheesecake original. Como su nombre lo indica, esta tarta está hecha con queso crema philadelphia en vez de ricota, mascarpone u otro tipo de queso.

Cuando preparas una tarta de queso tradicional corres el riesgo de batir demasiado los huevos, hornearlo demasiado (o poco) o romper el pastel de queso. Con esta tarta de queso sin hornear, esencialmente estamos eliminando cada paso complicado y nos aseguramos de preparar un postre de éxito!

Definitivamente esta receta de postre es ideal para aquellos días que buscas un pastel rápido. O cuando simplemente no tienes ganas de hornear. 😉 ¡Empecemos con la preparación!

Ingredientes para la tarta de queso philadelphia sin horno

Para la base del cheesecake:

  • 15 galletas maría o digestive
  • 150 g de mantequilla derretida
  • Azúcar morena (opcional)

Para el relleno:

  • 250 g de nata para montar o crema de leche
  • 250 g de queso de untar philadelphia o tu marca favorita
  • 100 g de Azúcar
  • 50 ml de leche
  • 1 Cucharada de esencia de vainilla
  • 1 Sobre de Cuajada o 2 Láminas de gelatina neutra
  • Ralladura de limón al gusto

Para la cubierta:

  • 340 g de Mermelada de fresa o frambuesa
  • 50 ml de agua
  • 2 Láminas de gelatina
  • 5 Fresas frescas

Preparación base de galletas:

  1.  Empieza por trocear las galletas en pedacitos.
  2. Coloca las galletas troceadas en un robot de cocina, batidora de vaso (o licuadora como decimos en Colombia) y tritura las galletas hasta hacerlas polvo.
  3. Una vez trituradas las galletas, añade poco a poco la mantequilla derretida. Mézclalas bien hasta que consigas una masa.
  4. Finalmente, vierte la masa de galletas en un molde desmontable de 20 cms y luego colócalo en la nevera durante al menos 15 minutos mientras preparas el relleno. Recuerda que necesitamos que la base sea resistente, soporte el peso de nuestra tarta de queso y no se desmorone.

Esta base de galleta para la tarta de queso sin hornear es espesa, crujiente y se asienta maravillosamente. Las galletas que he usado ya vienen con suficiente azúcar, pero si tu crees crees que las tuyas necesitan un poco más de sabor, añade un poco de azúcar morena a la masa.

Peparación del relleno:

Como ya les mencioné anteriormente, esta receta de pastel de queso sin hornear es muy fácil.

  1. Coloca las dos láminas de gelatina en un poco de agua para que empiecen a hidratarse. Si ves que tarda mucho en ablandarse puedes meterla en el microondas durante un par de minutos.
  2. Coloca la nata para montar, el queso philadelphia, la azúcar, la leche, la esencia de vainilla y la ralladura de limón en una batidora o licuadora (o a mano) y mezcla bien hasta que se incorporen todos los ingredientes.
  3. Ahora añade la gelatina y vuelve a batir.
  4. Vierte la mezcla en el molde que tenemos ya preparado con la base de galleta y refrigera por 1 o 2 horas o hasta que cuaje.

Peparación de la cubierta de la tarta:

  1. En una olla pon a hervir 50 ml de agua a fuego medio.
  2. Añade 170 g de mermelada de frutas. En esta ocasión yo usé mermelada de frambuesas pero puedes usar la que más te guste.
  3. Enseguida añade dos hojitas de gelatina deshidratada y revuelve bien hasta que se disuelvan completamente.
  4. Retira la mermelada del fuego y deja enfriar.
  5. Vierte la mermelada sobre la tarta de queso y llévala nuevamente a refrigerar por un par de horas.
  6. Decora con fruta fresca, sirve ¡y disfruta!

Tip: No te recomiendo que lleves este pastel de queso sin hornear al congelador. Aunque tome más tiempo en cuajar, necesitas usar el refrigerador. Y créeme, vale la pena la espera.

Sin embargo, sí que puedes congelar el pastel de queso para disfrutarlo más tarde. Después de que cuaje en el refrigerador, envuelve todo el cheescake en una envoltura de plástico, (puede ser una bolsa) y luego cúbrerlo con 1 capa de papel de aluminio. Esta torta de queso philadelphia sin hornear se congela maravillosamente hasta por 3 meses. Cuando te apetezca comerla, simplemente descongélala en el refrigerador, corta y sirve.

¿Te gustó esta receta? Suscríbete a mi canal

Espero que te animes a probar esta deliciosa receta cheesecake philadelphia. No olvides suscribirte a canal de YouTube donde cada martes les comparto una nueva receta. ¡Gracias por visitar mi blog! Me alegra mucho tenerte por aquí 😊.

tarta de queso philadelphia sin horno
4 de 1 voto

Tarta de queso sin horno

Deliciosa tarta de queso philadelphia sin horno. Disfruta de un delicioso pastel de queso frío en casa sin complicaciones. ¡Está para chuparse los dedos!
Plato: Postre
Cocina: Americana
Keyword: Postre sin horno
Raciones 12 porciones
Tiempo de preparación 15 min
Refrigerado 4 h
Tiempo total 4 h 15 min

Ingredientes
  

  • 15 Galleta digestive maría o digestive
  • 150 gramos Mantequilla derretida
  • 250 gramos Crema de leche o nata para montar
  • 250 gramos Queso philadelphia
  • 100 gramos Azúcar
  • 50 ml Leche
  • 4 Lámina de gelatina deshidratada
  • 1 cda Esencia de vainilla
  • 170 gramos Mermelada de frutas
  • 50 ml Agua

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara la corteza: Para empezar a preparar una deliciosa tarta de queso philadelphia sin horno, muele las galletas con la ayuda de un triturador o batidora de vaso hasta que queden pulverizadas. Vierte la mezcla en un molde desmontable 20 cms y aplana con las manos hasta que quede cubierta la base del molde. Lleva al congelador durante 20 minutos o al refrigerador durante 1 hora.
  • Pon dos láminas de gelatina deshidratada en un poco de agua hasta que se disuelvan. Reserva.
  • Prepara el relleno: con una batidora de mano o una batidora de vaso, bate la crema de leche, la leche, el queso philadelphia, la azúcar, la esencia de vainilla y la ralladura de limón y bate bien hasta que se incorporen todos los ingredientes. Añade la gelatina deshidratada que habías reservado y bate de nuevo. Vierte el relleno sobre la base de galleta y lleva al refrigerador durante al menos 2 horas.
  • Prepara la mermelada: Añade 2 láminas de gelatina deshidratada en una olla con 50 ml de agua y deja que hierva ligeramente. Añade la mermelada y mezcla bien. Baja del fuego y deja reposar hasta que se enfríe completamente. Luego, vierte la mermelada sobre el la tarta de queso y lleva nuevamente al refrigerador durante 2 horas.o hasta que cuaje completamente.
  • Sirve tu cheesecake sin horno: Usa un cuchillo para aflojar la tarta de queso fría del borde del molde desmontable y luego quita el borde. Con un cuchillo limpio y afilado, corta en cheesecake para servir. Para rebanadas limpias, limpia el cuchillo entre cada rebanada.

Nutrición

Ración: 125gCalorías: 343kcal

La información nutricional es aproximada.

¿Te gustan nuestras recetas?Apóyanos siguiéndonos en Instagram 🥺🍔

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tu puntuación:




Últimas recetas

-PUBLICIDAD-

-PUBLICIDAD-

error: